Gamificación

La Escape Room virtual, la clave para retar a tus equipos en su formación

Escrito por Bárbara Saiz en 27 de mayo de 2021

Laura llega al departamento de Formación de una gran empresa y debe analizar el proceso por el que se integran nuevas personas en la plantilla. Sin embargo, en su revisión del onboarding, encuentra los siguientes resultados:

  • El departamento de Ventas confiesa saltarse habitualmente la formación práctica de los equipos por falta de tiempo y coordinación.
  • Para la Prevención de Riesgos Laborales cuentan con un curso online, pero solo lo ha completado el 35% de la plantilla.
Además, el manual de onboarding genérico se aplica de formas distintas según el departamento. No existe un proceso unificado. 

 

¿Te suenan estas complicaciones? Si trabajas en un departamento de RRHH y/o formación seguro que reconoces alguna de las situaciones anteriores. Las formaciones corporativas que se han utilizado durante años los equipos presenciales no tienen el mismo efecto cuando se pasa al e-learning. El problema principal responde al hecho de que los empleados no consiguen la motivación necesaria para conectar con la formación y alcanzar resultados productivos. Entonces, ¿qué opciones tenemos? En INSERVER hemos descubierto una solución que resuelve todas estas incógnitas para el formato online: la Escape Room formativa virtual

Enfoque narrativo

Ya sea una formación para fortalecer el trabajo en equipo, para practicar ciertas habilidades comunicativas o de liderazgo o para iniciar al equipo en determinados procesos; para que la formación sea efectiva se necesita un cierto nivel de interacción, algún tipo de conexión emocional y, en resumen, elementos que favorezcan la inmersión de los empleados en el curso.

La dinámica de Escape Room virtual empieza con la creación de un Storytelling que consigue esa atracción y emoción necesaria para que el curso sea no solo sea práctico, eficaz y productivo, sino también memorable. En los juegos de escape habitualmente tienes un motivo mayor, una meta que alcanzar por la que debes resolver esos enigmas en el menor tiempo posible. Ya sea huir de la habitación antes de que llegue el asesino al que investigas o que una ciudad volará en pedazos si no consigues desconectar una bomba. La narrativa le da al usuario la motivación y excusa para arrancar con energía.

curso eraser - multiples imágenes

Pantallas de Eraser

Vamos a verlo con un ejemplo más asentado. ERASER es una formación gamificada que se creó con el objetivo de que los adolescentes en España consiguieran ser capaces de distinguir la información útil y cierta entre los datos falsos; construir su pensamiento crítico, y realizar un buen uso de los medios de información digitales. Eran adolescentes, así que debía tener un enfoque narrativo que captara la atención de los jóvenes. ¿Qué hicimos? Decidimos que tenían que salvar el mundo viajando al pasado desde el año 2030 para investigar casos de fake news o ciberbullying en las redes sociales. Y funcionó.  

Retos y mecánicas de juego

Una vez planteado el enfoque narrativo, llega el momento de construir los retos y mecánicas, siempre teniendo en cuenta la necesidad formativa y los intereses específicos del receptor del curso. A partir de ahí, las posibilidades son casi infinitas: los enigmas, la inclusión de mecánicas de gamificación como puntos, rankings o insignias; el uso del feedback, las recompensas que nos permiten avanzar, etc. 

12

Mecánica de código secreto en una Escape Room

En este punto es necesario aclarar que la dinámica de Escape Room no está limitada a una habitación virtual donde el usuario deba ir encontrando pistas y descifrando códigos. A través del e-learning extrapolar estas mecánicas a todo tipo de formaciones nos resulta más sencillo que si se tratara de una formación presencial. Por tanto, esa habitación cerrada se puede transformar en un Mundo Interactivo, donde debemos ir visitando diferentes edificios o personas que nos aporten claves para desbloquear siguientes pantallas; o incluso en un tablero de juego donde cada casilla plantea unos enigmas que debemos resolver para poder continuar jugando.

03

Ejemplo de tablero de juego o Board Game

Pongamos el ejemplo de una formación basada en una temática de Ciberseguridad. En estos cursos existen muchas políticas, normas y protocolos que las personas empleadas deben conocer y saber llevar a cabo. Sin embargo, facilitar un Manual o un curso online técnico puede provocar que esa información tan relevante no cale tanto como debería. Sin embargo, ¿qué ocurre si le incorporamos enigmas? Construimos un tablero de juego donde cada casilla es un punto de su manual.  Ahí se incorpora la teoría de forma resumida y un pequeño test, el cual deben superar para "ciberproteger" esta casilla y poder avanzar a la siguiente . Y así, poco a poco, van creando un entorno protegido gracias a su conocimiento.

Es decir, les hemos enseñado Ciberseguridad, con la narrativa de asegurar casillas. 

Cómo construir Escape Room virtuales de formación

Las Escape Room virtuales deben cumplir una serie de características para poder integrar todo el material base formativo en torno a la narrativa planteando una arquitectura del curso alcanzable, progresiva y dinámica sin perder el foco en la formación. La manera de conseguirlo consiste en una combinación de varios factores y estrategias: 

  • Diseño de un entorno inmersivo que encaje tanto estética como pedagógicamente con la propuesta formativa.
  • Alternancia entre las píldoras formativas y las dinámicas de evaluación o, dicho de otra forma, variar entre teoría y práctica lo suficiente para mantener al alumnado enganchado a la formación.
  • Interacción constante del usuario con el entorno digital; que siempre sienta que ocurre algo o que alguna acción se requiere por su parte. 
  • Dificultad progresiva, es decir, empezamos poco a poco y vamos incorporando nuevos retos y enigmas de mayor dificultad.
  • División estructurada del contenido por módulos o bloques que tengan coherencia con la narrativa escogida. Por ejemplo, casillas en un tablero de juego, personajes en un mundo interactivo, objetos en una sala de escape, etc.

Por último, pero no menos importante, ¿cómo pautamos el proceso? Un buen diseño instruccional es el primer paso para conseguir todos los beneficios que conlleva esta tendencia e-learning. Sumado a eso, un adecuado diseño gráfico será clave para construir esta experiencia de aprendizaje completa, en la que el alumnado pueda sumergirse y aprender sin siquiera pretenderlo. La prioridad siempre será la correcta transmisión del material base y la adecuación a las necesidades formativas, por lo que nuestra elección de las diferentes mecánicas y retos para la Escape Room virtual estará condicionada por ello.

Es innegable que esta alternativa de formación corporativa virtual consigue favorecer, entre tantas otras cosas, a que nuestros equipos consigan unos resultados mucho más satisfactorios en su formación.

¡Demos un paso más hacia los cursos gamificados!

Gamifica tus contenidos e-learning con INSERVER