Elearning

El futuro del elearning: los retos del elearning 4.0

Escrito por Susana Viñuela en 18 de julio de 2018

¿Qué retos le depara el futuro al elearning? ¿Cómo será el llamado elearning 4.0? ¿Cambiará en los próximos años el modo en que desarrollamos y compartimos contenidos educacionales? Muchas son las preguntas que genera el devenir de los próximos años del elearning. Y aunque las respuestas son aún una incógnita, podemos intentar darles forma basándonos en la trayectoria actual y pasada del sector.

¿Cuáles son los retos del elearning 4.0? Parece bastante obvio que esta tecnología educacional evoluciona de la mano de Internet. Por ello, cómo será la Red 4.0 de los próximos años nos podría dar una gran pista sobre el futuro del elearning. Ahora bien, ¿de qué hablamos cuando hablamos de la Web 4.0? ¿Estamos ante el Internet de las Cosas, o es algo más cercano a la inteligencia artificial? A día de hoy, las líneas que separan lo uno de lo otro parecen algo difusas.

La tecnología de la educación

¿Se está adaptando la educación al escenario actual de tecnología en constante evolución? La respuesta es sí y no. En la última decada han aparecido multitud de nuevos Learning Manage Systems ("Sistemas de Gestión del Aprendizaje") y herramientas para formar y calificar, si bien la mente del usuario parece ir un poco por detrás. Los estándares de los Learning Management System son un buen ejemplo. Mientras que el formato del nuevo Tin Cap (xAPI) (relativamente nuevo) parece que empieza a hacerse un huevo en el mercado, el viejo SCORM sigue siendo el rey. ¡Y SCORM fue concebido hace unos 20 años!

En este escenario tan anquilosado, el elearning sirve como un motor para el cambio, un nuevo punto de vista mundial bajo el paraguas de la tecnología.

Vídeo curso

La evolución del elearning a lo largo de su historia

El desarrollo de la tecnología educacional ha sido una extrapolación lógica de las tendencias web globales. Teniendo esta idea en mente, podemos decir que estas han sido las fases por las que ha pasado el elearning a lo largo de su vida:

1. Elearning 1.0

La idea es facilitar el aprendizaje y el proceso de comunicación, dada la falta de herramientas interactivas. Es el momento de las páginas web de estadísticas, la lectura, y del contenido propio.

2. Elearning 2.0

Supone la llegada de las redes sociales, de la colaboración activa gracias a las nuevas tecnologías, y de nuevas fuentes de contenidos (tales como blogs, podcast, vídeo, wikis...). Aquí empieza la era de la creación de contenidos y de compartir ideas.

3. Elearning 3.0

Web semántica y engagement con el usuario activo. El objetivo está en cada estudiante de manera individual, en su comportamiento y en la respuesta al contenido educacional.

Hacer una cronología para estas tres fases del elearning es todo un reto, dado que nadie puede decir de una manera exacta ni siquiera en qué momento nos encontramos actualmente. Aún así, vamos a intentarlo:

  1. Elearning 1.0: 1993-2000 (podemos decir con completa seguridad que esta fase ha terminado).
  2. Elearning 2.0: 2000-2010 (el presente tiene aún mucha relación con las redes sociales).
  3. Elearning 3.0: 2000 - actualidad.

Obviamente, estas cifras son una estimación completamente discutible, si bien sirven para hacerse una idea del cuadro general.

Virtualización de procesos

¿Y la era del elearning 4.0?

¿Cuándo podemos decir que empezará el elearning 4.0? Si queremos responder a esta pregunta con cierta base, hemos de tener en cuenta que se puede asignar un paradigma a cada década, quizás la fecha de inicio estará en 2020, para lo que solo quedan tres años.

Ahora, ¿qué implicará el elearning 4.0? Parece que tres máximas marcarán su devenir: la interacción, la experiencia de aprendizaje intuitiva y el acercamiento individual a la materia. En otras palabras, podemos imaginar el elearning 4.0 como una forma más elevada del elearning 3.0. Seguramente nos encontremos con cursos online equipados de vídeo, texto y audio, si bien llevados a un siguiente nivel.

Elearning 4.0: soluciones de sofware

Desde un punto de vista técnica, ¿cómo será el elearning 4.0? ¿Qué necesidades tendrá su software? Nos aventuramos a describirlo...

1. Control de las acciones y análisis

Como ya sucede con la web 3.0, en el elearning 4.0 será muy importante la monitorización del progreso de los estudiantes, así como de su comportamiento, para poder dar solución a los posibles puntos débiles dentro de su formación en todo momento. El reto será tomar la decisión adecuada e implementar los cambios a lo largo de todo el trabajo.

2. Más presencia de los dispositivos móviles

Aunque muchos puedan pensar que la implementación del smartphone en este sector es ya una realidad, aún nos queda camino por recorrer. Las generaciones más jóvenes están completamente integradas en el universo del smartphone, mientras muchos profesores siguen aún pensando en portátiles e incluso ordenadores de sobremesa.

El elearning 4.0 habrá de hacer de la movilidad su bandera. La educación futura saldrá de las aulas de los colegios gracias a la llegada del móvil. No creemos que el smartphone vaya a ser la base de la formación, dado que los centros educativos seguirán ejerciendo de eje central. Pero, sin lugar a dudas, será el complemento perfecto para acciones concretas.

3. Acercamiento personalizado

En el elearning 4.0, el conocimiento habrá de ser canalizado y ofrecido de una manera apropiada para cada receptor, y no dispersarse sin un objetivo claro. Puede que haya quien, en términos tecnológicos, considere que la personalización es un arma de doble filo. La intención de factorizar en cada posible escenario y reacción podría llevar a una locura en términos de usabilidad.

Por ello, el problema al que el elearning 4.0 tendrá que hacer frente será el correcto equilibrio entre automatización, personalización y metodología. Y, en este campo, la educación podría aprender algo de lo que ya se ha hecho en el sector del marketing.

Para explicar este ejemplo, hay que observar cómo han ido mejorando a lo largo de los años la calidad y la relevancia de los anuncios. El contenido se ha ido haciendo cada vez más pertinente con respecto a las necesidades del consumidor. Los anunciantes saben más sobre nuestras preferencias, hábitos y deseos, con lo que pueden establecer objetivos muy concretos para cada público. Y aunque los anuncios sigan sin ser nuestro contenido preferido, está claro que son cada vez más inteligentes.

En el elearning 4.0 podría aplicarse este tipo de estudio y segmentación de la audiencia, con el fin de ofrecer mensajes completamente adaptados a cada receptor. Los profesores podrán dar consejos personalizados a los alumnos, ejercicios prácticos pensados por y para ellos, e incluso formaciones extra o tareas adecuadas a cada uno.

4. La gamificación como estrategia

Gamificación es la palabra de moda. Pero aunque esta tecnología ha sido debidamente reconocida por los formadores empresariales, en la educación aún no ha terminado de cuajar. ¿Se debe esto a que el sector de los negocios implica que los sujetos que la utilizan son adultos (quienes podrán tomarse los juegos serios con la madurez que se requiere), mientras que en el sector de la educación suele ir dirigida a estudiantes jóvenes? Puede que esta aseveración sea una simplificación excesiva de la situación, si bien algo de verdad contiene.

Antes o después tendremos que aceptar que los juegos no siempre implican entretenimiento o distracción. Estos contienen requisitos, normas, retos y soluciones (al igual que los proyectos de negocios). Por ello, y sin lugar a dudas, el software del elearning 4.0 tendrá que incluir gamificación.