Elearning | Contenidos SCORM

Claves para aumentar la tasa de finalización de tus cursos elearning

Escrito por Susana Viñuela en 20 de junio de 2018

Según un informe, en 2017, el 87% de los profesionales del elearning encuestados indicó que tenía planes para mejorar el cumplimiento y efectividad de sus programas de aprendizaje. Sin lugar a dudas, una buena noticia para el sector, ya que este punto es uno de los más espinosos dentro de la industria; de hecho, muchos desarrolladores hablan del "síndrome de la fatiga del cumplimiento". Lamentablemente, este es un concepto peligroso, ya que implica que se deberían reducir los requerimientos y expectativas de cada curso, con el fin de superar el aburrimiento que viven los alumnos.

libros y personas

Actualmente, los costes de una formación con bajo índice de acabados son muy altos. Y no solo hablamos de valor económico; también conlleva un coste negativo para la reputación de la empresa que implementa este curso, y que conviene evitar a toda costa. Por ello, hay que hallar la respuesta a la pregunta: ¿qué haría que mejorase significativamente el compliance de las formaciones? La respuesta no reside en un simple lavado de cara.

Para lograr un mayor porcentaje de acabados de la formación, y que además esta cale en los participantes, hay que cumplir con seis puntos clave:

1. Productos orientados a los resultados

Si los objetivos de tu formación están aún centrados en el porcentaje de personas que la terminan, o en evaluar con un examen el conocimiento de los empleados, probablemente no vayas a lograr tus metas. En cambio, implementar como meta que el comportamiento o la actitud de los formados cambie o que se modifique la cultura de la empresa, te marcará un camino adecuado.

2. Motivación

Puedes enseñar bien toda la teoría; pero si los participantes en la formación no terminan lo suficientemente motivados como para cambiar su comportamiento, habrás fallado. Y modificar la conducta de la gente no es sencillo. La clave: la motivación. Cualquiera que haya intentado alguna vez dejar de fumar o ponerse a dieta conoce perfectamente el valor de un buen aliciente.

Conectar la formación con las raíces de la cultura de la empresa, plantear retos, o valerse de contenidos interesantes vertebrados alrededor de un gran storytelling son algunas tácticas muy efectivas para motivar y alcanzar el éxito.

3. Personalización

La clave para que tu formación sea relevante para los participantes es la personalización de los contenidos elearning. Si tu audiencia no percibe el curso como algo personal, gran parte del contenido le será irrelevante en algún momento de la sesión. Y, ¿quién sabe si podrás ganar su interés de nuevo?

Para lograr personalizar la formación, es necesario conocer muy bien a tu público objetivo, darles la posibilidad de pasar de esa parte del temario que ya conocen, hacer contenidos a medida y ofrecerles ejemplos y escenarios específicos para su rol.

4. Ojo a la duración

A no ser que el tipo de formación no te lo permita, es vital que evites las lecturas de una hora. Hay un sinfín de estudios que demuestran que, sea cual sea el interés del contenido, la gente desconecta antes (sobre todo ahora, con las distracciones de los smartphone y las redes sociales). Lo mejor es que ofrezcas piezas de información de unos 7-10 minutos, y que las refuerces con actividades de apoyo. El 'microaprendizaje' es clave para lograr una tasa de efectividad satisfactoria (y tus estudiantes te lo agradecerán).

5. Mezcla

Existen muchas opciones disponibles para hacer la enseñanza más interesante: vídeos, evaluaciones con resultados en tiempo real, animaciones... La tecnología abre un nuevo campo de oportunidades para enseñar nuevas habilidades y desarrollar gamificaciones basadas en escenarios. No hay que desdeñar las opciones que ofrecen ahora los smartphone; estos abren muchas oportunidades para enseñar lo que se desee durante esos momentos libres que tanto escasean hoy en día.

6. Implicación

Todos los puntos anteriores sirven para incrementar la implicación de tus estudiantes. Y, seamos realistas: si no conseguimos que nuestros usuarios se impliquen con el proceso formativo, no van a aprender nada de nada...