Elearning | Formación

Cuatro importantes obstáculos que te puedes encontrar al formar a tus nuevos empleados

Escrito por Susana Viñuela en 23 de octubre de 2019

Las nuevas tecnologías han supuesto el nacimiento de nuevas oportunidades para los departamentos de RRHH, pero también la llegada de nuevos retos. Según encuesta reciente publicada por LinkedIn, casi la mitad de los equipos de RRHH tienen entre sus planes incrementar sus presupuestos para el año que viene; y esto podría deberse a las actuales tendencias del mercado de empleo. De acuerdo al informe World Economic Forum 2019, el 54% del personal necesitará adquirir nuevas aptitudes o capacitaciones a lo largo de los próximos tres años.

La tecnología no solo ha generado cambios en las tendencias laborales; también influye en aquello que los miembros de los equipos deben aprender e incorporar, lo que supone la aparición de muchos nuevos retos para los departamentos de RRHH. Veamos los cuatro principales.

Primer problema: Reclutar y retener personal

Una vez que una compañía es capaz de atraer a nuevo talento, aparece el verdadero reto: retenerlo. Evitar la fuga de talento se ha convertido en algo mucho más difícil en los últimos años debido a distintos factores:

  • El crecimiento de nuevas industrias y la aparición de nuevos puestos de trabajo gracias al avance de la tecnología.
  • El job hopping (el cambio frecuente de puesto de trabajo) ha ganado peso entre las nuevas generaciones.
  • La tecnología facilita la búsqueda de nuevos puestos de trabajo.
  • Las fuentes alternativas de ingresos (como los trabajos freelance) son ahora más populares.
  • El mercado laboral es cada vez más competitivo.

Esto hace que los departamentos de RRHH se frustren, ya que pierden trabajadores antes incluso de que hayan completado su formación.

Solución

Las investigaciones han demostrado que el proceso de integración (onboarding) hace disminuir significativamente la huida de talento. Según un estudio presentado por Glassdoor, las organizaciones con un fuerte proceso de integración mejoran la retención de talento en un 82%, y la productividad, en un 70%.

Las personas que tienen una experiencia de integración positiva tienen más probabilidades de permanecer y quedarse en la compañía.

obstaculos1

Segundo problema: Incrementar el compromiso del personal

Quienes están más comprometidos tienen más probabilidades de permanecer en la empresa durante más tiempo y suelen ser más productivos. Y, atención al dato: el 94% de las personas encuestadas en un estudio de Gallup.com sostuvo que se quedaría más tiempo en una empresa si esta invirtiese en su carrera. Más de la mitad dijo que prefieren aprender y capacitarse en el trabajo.

Solución

Parece obvio que la formación laboral juega un papel clave a la hora de lograr retener el talento.

Los métodos con más éxito dentro de los programas de formación laboral son, entre otros: el elearning, el mobile learning, las simulaciones o la gamificación.

obstaculos2

Tercer problema: Los equipos distribuidos son clave

Los "equipos distribuidos" (“distributed teams”) parecen ser una tendencia en auge. Con este término se hace referencia a los equipos formados por miembros que teletrabajan desde distintas partes del mundo; y, según la revista Forbes, en pocos años, en EEUU el 50% de las personas desempeñará su profesión en remoto. Esto conlleva una serie de beneficios para las compañías, pero también abre la puerta a nuevos retos. Por ejemplo: en estos casos, la formación guiada por un instructor se hace imposible.

Solución

La solución parece llegar de nuevo de la mano del elearning y el mobile learning. De hecho, los departamentos de RRHH confían cada vez más en la formación a distancia para sus equipos, ya que esto permite controlar y monitorizar el progreso del personal.

Además, para que este tipo de  formación funcione suelen valerse de otras herramientas como vídeos y teleconferencias, agendarse horas para que puedan efectuarse las dudas que surjan, asignar mentores...

obstaculos3

Cuarto problema: Encontrar tiempo para la formación

La formación es esencial para que un equipo trabaje perfectamente. Pero la verdad es que el tiempo del que se dispone es limitado. Como media, las personas suelen tener unos 24 minutos a la semana para el desarrollo profesional. Es decir: solo el 1% de sus horas laborales. Esto significa que cada segundo cuenta, con lo que se necesita el método más eficaz y eficiente para optimizarlo.

Solución

Para dar solución a esto, los departamentos de RRHH están recurriendo al microlearning y a las técnicas de aprendizaje Just-In-Time. El microlearning supone impartir un curso en unidades muy cortitas y fáciles de asimilar. Si en una formación un módulo se completa tan solo dos minutos, es muy probable que la mayoría del personal la complete.

Las técnicas de aprendizaje Just-In-Time son aquellas cuyos materiales didácticos se entregan solo cuando los trabajadores lo necesitan. Por ejemplo, con una aplicación para el móvil que facilite la información cuando el usuario la consulte.

Como se puede ver, las tendencias en el mercado laboral están cambiando muy rápido; el personal busca nuevas oportunidades de trabajo, y retener el talento requiere ahora más esfuerzo que nunca. El proceso de integración y la formación juegan un papel clave en todo esto.

obstaculos4